Directorio de articulos. Publica articulos gratis. Posicionamiento SEO y web
Directorio de Software online Cloud, SaaS, PaaS y IaaS
Buscador de Cursos en PortalSaas
2Oct/121

Reputación y responsabilidad; supervivencia empresarial

Se observa un cambio de paradigma en el mundo offline sobre el que conviene reflexionar.

Cada vez más las empresas; PYMES, micro emprendimientos, grandes empresas, se dan cuenta que el modelo productivo resultante del cambio de paradigma comunicacional,  por el que hemos transitado desde que la eclosión social en acción conjunta con una coyuntura económica adversa se nos mostrara en todo su esplendor, nos sitúa ante la necesidad de aceptar que, tener una marca digital, una influencia consolidada y una reputación “limpia”, son pilares esenciales de la nueva empresa.

Y es que la realidad se impone; todos nosotros, prosumidores… hemos establecido una comunicación constante con nuestras redes desde nuestros dispositivos, una comunicación que no está condicionada por la distancia física, sino que fluye como el nuevo modelo.

Eso significa que, tanto si decidimos estar en las redes con nuestra marca como si no, el consumidor actual se manifestará y opinará sobre nosotros.

Es evidente que ello nos sitúa ante la necesidad inaplazable de estar porque, si podemos acceder a lo que se dice de nuestra marca, si podemos detectar y prevenir las crisis y si podemos mostrarnos más visibles para un universo de clientes aún potenciales, ganaremos visibilidad y cuota de mercado.

Sin embargo, si nos mantenemos al margen estamos perdiendo cuota de mercado.

Las empresas que no hagan del marketing en las redes sociales un elemento más en sus estrategias globales, están perdiendo potencial de venta, pero si vamos un poco más allá, podríamos afirmar que, las empresas que no tengan estrategia en las redes sociales, están poniendo en riesgo su reputación.

Aceptar que las redes sociales nos imponen el aprendizaje y puesta en práctica de otro modelo comunicacional y productivo, es inaplazable y por lo tanto, actuar con la responsabilidad que tal hecho requiere, es indispensable para gestionar adecuadamente la reputación de nuestra marca.

Cuando tu empresa hace bien las cosas, las redes sociales te ayudan a mostrar dicha fortaleza a más personas, lo que aumenta el posicionamiento de tu marca y las posibilidades de experimentar un crecimiento.

Sin embargo, cuando una marca no hace bien las cosas y se empeña en negar su responsabilidad al respecto, los clientes emitirán su veredicto y lograrán expulsarla del universo de las oportunidades.

¡Hoy, la reputación online, el branding y los compromisos, son quienes marcan la diferencia en términos de supervivencia empresarial, hacer las cosas bien es un requisito… estés en las redes o no!