Directorio de articulos. Publica articulos gratis. Posicionamiento SEO y web
Directorio de Software online Cloud, SaaS, PaaS y IaaS
Buscador de Cursos en PortalSaas
26May/140

Aprender a invertir en la bolsa

¿Qué hacer con los ahorros? Muchas son las alternativas y cada vez son más las personas que demuestran interés por aprender a invertir en bolsa ya que es una forma de proteger sus ahorros frente a periodos inflacionarios. A la hora de animarse entran en juego varios factores, principalmente el desconocimiento sobre el tema.

Invertir en bolsa no es complicado pero tampoco es fácil, su camino lleva tiempo pero la contrapartida es la buena rentabilidad.

Al comprar una acción estamos adquiriendo una pequeña porción de una empresa, las acciones representan un derecho sobre los ingresos y activos de la compañía. Una empresa se conforma por el total de las acciones en manos de quienes poseen esas acciones.

¿Qué tipo de acciones existen en el mercado? El mercado está dividido por tamaño de empresa, sectores y tipos de patrones de crecimiento. Estos parámetros se miden a través de la capitalización del mercado.

Aquí algunos consejos para comenzar a invertir en bolsa:

1. Aprender con los mejores: Internet está plagado de supuestos especializas que venden métodos para ganar mucho dinero en poco tiempo. Desconfíe de esta modalidad, solo pretenden vender sus libros.

Si usted no es autodidacta puede apuntarse en curso de bolsa, existen modalidades intensivas, cursos cortos, cursos a través de internet y el curso de bolsa presencial en Madrid, recuerde que el mismo sea dictado por profesionales referentes con experiencia en el área bursátil.

2. Lecturas de calidad: Seleccionar material de calidad para comenzar el aprendizaje.

Libros de referentes, los blogs son un recurso gratuito de mucha utilidad, redes sociales para inversores son una fuente de información en la que podemos intercambiar información y opiniones con otros inversores.

3. Paciencia: Aprender a invertir lleva tiempo, invertir es un arte que requiere prueba y error, no se desespere, recuerde que las fórmulas mágicas no existen.

4. De la teoría a la práctica: Aplicar la teoría para poner en práctica lo aprendido.

5. Constancia: Establecer objetivos concretos por ejemplo la lectura de material seleccionado, realizar un análisis de alguna empresa mes a mes.

Recuerde que las acciones pueden fluctuar en su cotización, aunque el mercado de valores indique lo contrario y de igual forma pueden bajar cuando la bolsa de valores se encuentra en suba. Las acciones individuales no determinan el mercado. El historial de una acción no garantiza que se obtengan resultados positivos en el futuro, es simplemente un indicador que de ninguna manera sirve (por sí solo), para planificar una estrategia.

6. Reglas de oro: No guiarse por la intuición sino por conclusiones producto de interpretaciones de datos certeros.

No volver a invertir el dinero obtenido en valores que representen pérdidas por el simple hecho de cubrirlas.

No desestimar las comisiones de intermediarios.