Directorio de articulos. Publica articulos gratis. Posicionamiento SEO y web
Directorio de Software online Cloud, SaaS, PaaS y IaaS
Buscador de Cursos en PortalSaas
18Nov/150

Blended learning: ¿cómo digitalizar la formación presencial?

Si bien tenemos completamente asumida la presencia de las herramientas digitales en muchos ámbitos, su aplicación en la formación presencial (la que se realiza en un aula física, por oposición a la formación a distancia o e-learning) todavía se encuentra limitada al uso de las presentaciones Power Point. Sin embargo, las posibilidades de aplicar la digitalización a la formación presencial son mucho más amplias. Quizás los formadores no han encontrado una motivación suficiente para adoptar este tipo de soluciones, un interés que no puede ser otro que el beneficio pedagógico.

 

LCMS, ¿qué puede aportar a la formación presencial?

Aquellos que ya estén familiarizados con los términos utilizados en el campo del e-learning, sabrán que un LCMS (learning content management system) es la herramienta utilizada para crear y gestionar las formaciones a distancia pero, ¿sabemos qué puede aportarnos un LCMS en las formaciones presenciales? ¿Qué herramientas pueden ayudar a los formadores en la dinamización de sus formaciones dentro de un aula? Veamos algunas de las funcionalidades incluidas en los LCMS que pueden ser útiles en las formaciones presenciales.

Planificación interactiva del curso: permite al formador la preparación en formato digital de la totalidad del desarrollo de sus jornadas de formación (sean presenciales o en línea) en un mismo soporte. Segmentada en capítulos y partes, la planificación le va a permitir organizar claramente el discurso y vincular los documentos que quiera presentar: Power Points, pero también vídeos o juegos pedagógicos. Sin ningún lugar a dudas, esta planificación le va a permitir estipular la duración deseada para cada parte, gestionar las pausas y facilitará la reorganización si se sobrepasa el tiempo previsto.

Juego pedagógico: Los juegos pedagógicos tienen como objetivo la participación activa de los alumnos. En el inicio de una sesión, por ejemplo, puede utilizarse para romper el hielo entre los participantes que pueden presentarse al auditorio de forma distendida. Durante la sesión, puede favorecer la implicación de los alumnos con una aproximación lúdica a la materia (concurso entre grupos, juegos de suerte, etc)

Guías pedagógicas: digitalizar también la formación presencial permite crear guías pedagógicas que pueden convertirse en verdaderas biblias de información para el formador puesto que permiten añadir las indicaciones necesarias para el buen desarrollo de las sesiones. Si se comparten con el conjunto de los equipos de formación, estas guías permiten unificar el discurso y las informaciones que se transmiten al conjunto de la organización.

Blended learning, un primer paso

Concebidas expresamente para la formación a distancia, estas funcionalidades digitales presentes en los LCMS nos permiten aplicar las buenas prácticas del e-learning también en la formación presencial (captación de la atención del auditorio, segmentación de las sesiones, etc.).

Dentro del cambio cultural que supone en una organización la introducción del e-learning, la digitalización de la formación presencial puede ser un excelente primer paso dentro de una empresa que quiere dar un salto hacia el blended learning y combinar la formación presencial con la e-learning. Este primer paso permite a los formadores adoptar poco a poco la modalidad blended learning y empezar a beneficiarse de sus ventajas sin necesidad de afrontar cambios traumáticos.

Aprender a explotar al 100% las posibilidades del e-learning implica un gran cambio dentro de los servicios de formación. La aproximación a través de la digitalización puede resultar más amable que desde el punto de vista de la ruptura con el enfoque pedagógico hasta el momento. Empezar por el blended learning, introduciendo algunos elementos o soportes digitales dentro de la planificación de las sesiones presenciales de una forma consciente y estructurada, será sin duda la forma más sencilla de conseguir que un servicio de formación totalmente profano de los primeros pasos en el terreno del e-learning.

 

 

16Jun/150

Del mobile learning al microlearning

Cualquier persona dedicada a la formación, ya sea en el entorno empresarial o académico, está familiarizada con el concepto de mobile learning. Pero, ¿cuántos de vosotros habéis oído hablar del micro-learning?

Como bien sabréis, una de las claves del éxito de una formación online o presencial es la adecuación de los contenidos y los materiales a cada una de las modalidades de formación que pongamos en práctica. Así, ante el cambio en los usos de la tecnología y las maneras de formar y aprender que ha comportado la digitalización, uno de los principales defectos que apuntan los alumnos a propósito de las formaciones recibidas es la excesiva duración de cada sesión o módulo. Además, debemos tener en cuenta que habitualmente el alumno no retiene más de la mitad de los contenidos. La solución: utilizar los diferentes dispositivos presentes en la vida cuotidiana del alumno y mezclar las distintas modalidades con el microlearning. No debemos únicamente lanzarnos al uso del mobile learning y aprovechar la implantación de smartphones y tabletas, sino que debemos adaptarnos a los usos y costumbres de los alumnos de la era digital. ¿Pero, realmente funciona el microlearning?

Más allá del mobile learning

¿En qué consiste el microlearning? Viviendo inmersos en la digitalización, nadie se escapa ya de los nuevos comportamientos de esta revolución. Tomemos el ejemplo de un tweet: disponemos de tan solo 140 caracteres para transmitir una información, así que debemos ser breves, precisos y rápidos. Los nuevos usos van hacia aquí, también en la formación. Más allá del mobile learning, es decir, utilizar el soporte móvil para la formación, lo que realmente debemos conseguir es adaptarnos a los hábitos de los usuarios de los dispositivos. El microlearning no necesita mucha más descripción, transmite la información en secuencias de microaprendizaje a través de dispositivos multimedia que el alumno utiliza en su día a día. Estas formaciones son lúdicas, flexibles, de fácil acceso y, en la mayoría de casos, satisfacen a los alumnos.

Una herramienta de autor para el microlearning

¿Y desde el punto de vista del formador? Enfrentarse a estas nuevas características no debe asustar a los formadores. Al contrario, la presencia de múltiples dispositivos en el entorno del alumno abre un sinfín de posibilidades de interacción y de implicación en el proceso de aprendizaje.

El formato corto de este tipo de formaciones aumenta la implicación y la motivación, los alumnos van a asimilar la información rápidamente y van a retener aquello esencial.

¿Cómo hacerlo? Aunque muchos directores de recursos humanos y responsables de formación han probado ya este tipo de formaciones, todavía se sorprenden de la eficacia de estos formatos cortos. Pero, ¿quién no ha buscado un tutorial en YouTube para resolver una duda sobre el uso de Word o Excel por ejemplo? El vídeo es muchas veces el medio más rápido para formarse y responder a una necesidad inmediata. Es por este motivo que es esencial disponer de una herramienta de autor que responda a estas necesidades ya que no cualquier vídeo es un elemento válido para la formación.

Casi todo el mundo tiene capacidad para crear un vídeo y subirlo a Internet. Sin embargo, no es tan fácil disponer de una sola herramienta de autor que además nos permita realizar un vídeo con un guión, una plantilla, texto e imágenes. A menudo termina siendo necesario utilizar varias herramientas o programas para crear una formación en microlearning. Pero llegados a este punto, no se trata de hacer video tutoriales sino itinerarios formativos enriquecidos, para lo que requeriremos como en las modalidades e-learning tradicionales, una herramienta de autor que nos permita planificar, crear y gestionar adecuadamente las formaciones. La herramienta para ello es SkillCatch, la aplicación móvil gratuita de e-doceo que pone al alcance de las organizaciones la capacidad de capturar el saber de sus trabajadores y colaboradores de forma rápida y sencilla a través de un Smartphone. La aplicación permite disponer de una herramienta de autor en el móvil, disponible para Android y IOS, a través de la cual no solo podemos crear formaciones microlearning desde los departamentos de formación sino también que los propios alumnos se conviertan en autores de las formaciones de la organización a la que pertenecen.

 

 

 

16Apr/150

Implementar una política de digital learning

Cuando los formadores están de acuerdo en que el alumno debe estar en el centro del sistema de formación, queda claro también que sin los materiales y las herramientas necesarias van a surgir problemas. Para desarrollar un programa de formación informal centrada en el alumno, primero va a ser necesario construir un marco basado en herramientas formales. Una vez la empresa es consciente de que los materiales son vitales para su eficacia pedagógica y para el desarrollo de su capital humano, solo entonces comprende que necesita informatizar toda la cadena de valor, es decir, saltar al digital learning.

Las tres claves para integrar el digital learning

El primer paso para implementar una política de digital learning es la gestión de las herramientas pedagógicas. Para ello necesitaremos disponer de espacio suficiente para centralizar todas las herramientas de formación, ya sean de formación online o presencial, en un espacio donde estén indexadas para poder buscarlas y utilizarlas de manera rápida y sencilla, así como para poder gestionar las distintas versiones de cada documento para volver a ellas si es necesario.

El segundo aspecto hace referencia a que todos los formadores tengan una herramienta con capacidad de crear una amplia variedad de tipos de recursos digitales. En consecuencia, la búsqueda de soluciones de contenido deberá tener necesariamente un nuevo enfoque. El objetivo no es identificar las soluciones para expertos sino encontrar una solución que ofrezca el más alto nivel de resultados para cada una de las tipologías. Cuando tomamos esta decisión, estamos poniendo énfasis en la formación que en los recursos, y al mismo tiempo dando más importancia a la adaptabilidad del recurso que a su primera versión. Buscamos una visión a largo plazo más que sucumbir a la última novedad en la formación online.

Por último, es importante no olvidar los aspectos colaborativos que deben formar parte de una buena solución de digital learning. Todos los formadores, expertos, proveedores externos o cualquier persona involucrada en el proceso deben poder contactar con los demás y compartir notas y revisiones de los materiales.

Unir la formación online y la presencial

Hacer el salto al digital learning es también una manera de informatizar la formación presencial. Este cambio no debe limitarse al uso de presentaciones de diapositivas sino que debemos asegurarnos que incluimos en la formación presencial todo aquello que forma parte de la columna vertebral de la formación online. Por ejemplo, crear una planificación clara de las sesiones, tanto para el formador como para el alumno, desarrollar juegos interactivos atractivos y quizás usar herramientas de seguimiento. En general, implementar una solución de digital learning ayuda también a simplificar métodos, usar herramientas especializadas y acabar con la utilización de diferentes tecnologías sin una línea definida. Además, es importante mejorar la funcionalidad de los procesos de creación, gestión y difusión en lo que respecta a la formación online, presencial o blended.

 

25May/140

FORMACIÓN E-LEARNING EN LAS EMPRESAS

El incremento de la formación e-learning en las empresas durante los últimos años ha revolucionado el sector de la formación para el empleo, cambiando radicalmente la manera en que los trabajadores adquieren conocimientos y habilidades para sus puestos de trabajo. Gracias a las nuevas tecnologías aplicadas a la enseñanza y a las ayudas económicas estatales destinadas a la formación de trabajadores, tanto alumnos como empresas se benefician cada año de las ventajas que les reporta la experiencia educativa a través de las plataformas e-learning. Diversos estudios así lo demuestran, pero también hay que evaluar bien los resultados y tomar nota para mejorar la metodología.

formación e-learning en las empresas

De acuerdo al último barómetro europeo de e-learning elaborado por CrossKnowledge, empresa líder en formación a distancia, un 63% de las empresas españolas utilizan el e-learning como fórmula de aprendizaje.

¿Cuáles son las principales ventajas del e-learning para las empresas?

Entre los principales beneficios del e-learning se encuentra la flexibilidad, debido a que esta forma de aprendizaje no requiere condiciones estrictas de tiempo ni espacio, por lo que los trabajadores no tienen que abandonar su puesto de trabajo para asistir a cursos presenciales. La inversión económica es mucho menor, permite el acceso a una mayor cantidad de trabajadores en menos tiempo sin importar su ubicación geográfica. Existe gran variedad de materiales y temas que se pueden elegir, con herramientas interactivas y de comunicación, personalizables y con actualización de contenidos.

Los directivos de las empresas ven en el e-larning un instrumento eficaz para la formación corporativa, dado que los trabajadores disponen de poco tiempo para la formación, y necesitan cursos personalizados y adaptados a sus necesidades y objetivos organizacionales.

Otras ventajas del aprendizaje electrónico es también una forma muy rentable de reciclar a los trabajadores en sus puestos de trabajo, sin necesidad de contratar otras personas que tengan los conocimientos que requiere el puesto de trabajo. El trabajador se siente incentivado por la empresa y logra mejores resultados.

Además, las empresas que utilizan e-learning de forma habitual están abiertas a nuevas ideas y los cambios del sector en el que trabajan, y esto les permite adaptar sus estrategias y procedimientos a las nuevas tendencias.

Las plataformas e-learning contienen herramientas útiles para medir el progreso de aprendizaje de cada empleado y hacer un seguimiento individualizado. Las organizaciones pueden obtener informes del rendimiento de cada trabajador en los cursos que ha realizado.

La empresa Docebo revela en su estudio “Market Trends & Forecast 2014-2016 Report” publicado el pasado mes de marzo que los negocios que utilizan e-learning son más productivos y subsisten por más tiempo. La razón que nos da para ello es que esta metodología de enseñanza permite a los trabajadores de las empresas actualizar sus conocimientos en las diversas áreas de trabajo, lo cual influye de manera positiva en su desarrollo profesional y por consiguiente en la misma empresa.

Ventajas en cifras:

De acuerdo con un informe publicado por IBM, las empresas que utilizan herramientas y estrategias de e-learning tienen el potencial de aumentar la productividad hasta un 50%. Por cada dólar que la empresa gasta, se estima que pueden recibir 30 dólares en productividad.

Un estudio reciente realizado por el Instituto de Investigación de América (The Research Institute of America), el e-learning tiene el poder de aumentar las tasas de retención de información hasta un 60%. Eso significa que el e-learning no sólo es más rentable, sino también más eficaz (en términos de la cantidad de conocimiento que es realmente adquirida durante el proceso de aprendizaje).

Se ha estimado que casi el 25% de todos los empleados dejan su trabajo porque simplemente no hay suficiente formación ni oportunidades para el aprendizaje.

Las empresas que ofrecen e-learning a sus empleados y la posibilidad de formarse en el puesto de trabajo, generan alrededor del 26% más de ingresos por trabajador.

Según un estudio llevado a cabo por Bersin & Associates, el 72% de las empresas encuetadas indicó que el e-learning les ayuda a mantenerse al día con los cambios en su industria, lo que ayuda a mantener su competitividad dentro de su nicho. Además, a las empresas que tienen una fuerte cultura de aprendizaje les fue mejor en su mercado que aquellas que no lo hacen. Al 46% de estas organizaciones les interesa ser líderes en su sector y son 17% más propensas a convertirse en líderes de mercado.

Oportunidades de mejora:

Pero a pesar de todas las ventajas mencionadas, los trabajadores no aprovechan el 100% de este modelo de formación, lo que nos deja abierta una puerta hacia los procesos de mejora e innovación en el campo de la formación e-learning en las empresas.

Según Juan Lucca, presidente de Blackboard International, “Los empleados únicamente tienen que leer, aprenderse los contenidos y contestar un test. Es una especie de autoestudio donde el empleado tiene que pasar un cuestionario.”

Sin embargo, apunta Lucca, “La capacitación es muy distinta al entrenamiento. Capacitación significa dar a los empleados las habilidades y los conocimientos necesarios para que puedan realizar su trabajo de una manera más eficiente y menos costosa. El entrenamiento es la repetición mecánica de una actividad; el desarrollo de habilidades. La capacitación exige un modelo pedagógico que permita generar conocimiento e interacción con otros trabajadores para que, entre todos, realicen mejor las tareas que les corresponden”.

¿Te ha gustado este artículo?

Visita nuestro blog www.info-arte.com/blog

En Info-Arte gestionamos formación bonificada para empresas

Tenemos una amplia oferta de cursos online

10Nov/130

Educación online, diseñada para las nuevas generaciones

Para nadie es un secreto que los jóvenes de hoy son multipropósito, creativos, prácticos y cambiantes. Por ello, los centros educativos se modernizan para atender esa versatilidad

La educación de nivel superior ha presentado una evolución notoria y destacada en los últimos años, principalmente en América Latina, donde reconocidas universidades e instituciones crean nuevas carreras y programas académicos acordes a los avances de cada sector, con el propósito de incentivar el aprendizaje de los jóvenes de hoy, a través de áreas que sean de interés y propendan a su desarrollo educativo y laboral, mediante modalidades de estudio accesibles.

Diversos factores han hecho que las generaciones actuales actúen de manera diferente a como lo hacían sus padres o abuelos, quienes tenían como objetivo realizar una carrera, crecer en una empresa y ascender de acuerdo a su experiencia. Hoy en día la situación es completamente distinta, debido a los avances e incorporaciones de nuevas tecnologías y al manejo constante de smartphones, e-Books, tablets en la vida diaria de los jóvenes, los cuales dominan y manejan con total propiedad y agilidad. Lo anterior, ha conllevado a un cambio de modelos educativos que logren mantener su atención, obtener independencia laboral y alcanzar el éxito profesional, estando siempre a la vanguardia de lo que ocurre a su alrededor.

Es así como las aulas virtuales se han convertido en un excelente método de enseñanza, donde la autonomía de los estudiantes es el eje fundamental. “Los docentes dejaron de ser los guardianes que presionan para que sus alumnos respondan, por el contrario, los acompañan y guían en el proceso de formación; motivándolos a cuestionar e indagar a través del uso de las herramientas que el mundo tecnológico les brinda”, afirma Keli Campos, Gerente de Contenidos del directorio educativo online Educaedu.

Hay quienes manifiestan que las TIC – Tecnologías de la Información y la Comunicación, han generado en los jóvenes una falta de profundización al momento de investigar —en materia académica—, por tener los datos que requieren al alcance de la mano, pues solo deben especificar las palabras claves en la web y el buscador da las respuestas. Sin embargo, no todo es tan fácil para las generaciones digitales en cuanto a E-Learning se refiere, pues si bien tienen la libertad de manejar su tiempo y acceder a la información de modo más sencillo, el empleo equivocado del mismo puede dar como resultado profesionales mal preparados para desenvolverse en el mercado laboral.

La Gerente del directorio manifiesta que la educación online es una alternativa de aprendizaje-enseñanza cada vez más frecuente entre los alumnos que recién se gradúan del colegio y en aquellos que inician su formación superior. “No solo reciben los materiales de estudio requeridos, también cuentan con espacios de participación como salas de debate, webinar y charlas interactivas con expertos en los contenidos que se están estudiando” concluye Keli Campos.

Durante el primer semestre de 2013, Educaedu ha recibido más de 38.300 solicitudes de información por parte de usuarios de Colombia, Brasil, México, Argentina, Chile, Ecuador y Perú sobre carreras online y a distancia, en variadas áreas de estudio, demostrando que es una tendencia en crecimiento y permanente progreso.