Directorio de articulos. Publica articulos gratis. Posicionamiento SEO y web
Directorio de Software online Cloud, SaaS, PaaS y IaaS
Buscador de Cursos en PortalSaas
18Jan/140

Como encender una caldera de gas

Muchas personas tienen una caldera de gas en sus casas sobre todo aquellas que viven en casas de campo grandes o que están en un lugar de trabajo en el que pasan muchas horas sobre todo, cuando son horas de desempeño largas y algo perecederas. Sabiendo esto, es importante conocer cómo encender una caldera de gas porque, aunque parezca mentira muchos no saben como hacerlo y se agobian con ello.

En esta publicación queremos dar unos pequeños consejos previos a encender una caldera de gas y también todos los pasos a seguir que tenemos que realizar para que nuestra caldera funcione. ¿Comenzamos?

En primer lugar antes de ponernos a encender una caldera de gas tendremos que estar seguros de que todos los orificios de ventilación están libres y no hay ninguno cubierto pero tampoco que estén húmedos, corroídos o rotos en este caso por supuesto, deberíamos llamar a un especialista para que nos arreglara el desperfecto de nuestra caldera de gas.

Por otro lado, una vez que hemos comprobado que tenemos todos los orificios de ventilación libres y sin ningún desperfecto lo que tendremos que ver ahora es que está todo conectado y que no hay nada por poner.

Dicho esto y comprobado, pasamos a citar los pasos que debemos seguir para encender nuestra caldera de gas. ¿Preparados?

En primer lugar comprobaremos que el filtro de la caldera está limpio y bien conectado. Una vez hecho esto, aprieta el termostato a la parte más baja posible. Estos son los dos primeros pasos que debemos tener en cuenta una vez hecho y comprobada esta parte deberemos cerrar la válvula de gas y apagar la fuente de alimentación eléctrica.

Recuerda siempre que para cerrar la válvula hay que ponerla en posición horizontal y comprobar que está bien cerrada y presionada.

Después de esto debes apagar el interruptor del control de gas para esto, quita la puerta de la caldera retirando para ello los tornillos que encuentras en la parte superior (en casi todas las calderas de gas se encuentran en esta zona)

Por último deberás mover el interruptor a la posición de encendido y los quemadores tienen que encenderse de forma automática en menos de 17 segundos. Por supuesto para esto tendrás que oler el gas de inicio antes que es lo que te indicará que todo está en orden.

Los pasos como vemos son bastante sencillos si se llevan bien organizados. Siempre recomendamos que si no se sabe tocar la caldera pidamos ayuda a alguna persona que sepa y por supuesto, tengamos a mano el manual de instrucciones para ello.

Entra ahora y descubre los mejores precios de calderas y/o solicitanos un presupuesto caldera sin compromiso para calderas de condensacion.

21Nov/120

Consejos a la hora de comprar un toldo o persiana motorizados

Si deseas instalar un elemento de protección solar (como persianas, toldos, venecianas exteriores, etc.) en tu casa, es conveniente plantearte varias cuestiones antes de hacer tu adquisición.

Probablemente, en estos momentos de crisis te preguntarás si puedes ahorrarte algo comprando el material e instalándotelo tú mism@ o mediante algún familiar o conocido. Por supuesto, depende de tus propias habilidades en el montaje. Es cierto que últimamente la oferta de centros de bricolaje ha aumentado, y es más sencillo encontrar este tipo de productos. Sin embargo, en la mayoría de tiendas minoristas especialistas, el precio del toldo o persiana incluye la instalación, de modo que poco ahorro se conseguiría de esta forma.

Si buscas un producto motorizado de calidad, piensa que esta se encuentra tanto en la instalación como en el toldo o persiana propiamente, ya que un montaje deficiente puede alterar su funcionamiento y reducir su vida útil. En algunos casos, además, la manipulación incorrecta por parte del usuario puede alterar las condiciones de la garantía.

Sin embargo, ahora más que nunca todos buscamos precios más asequibles y estamos más predispuestos a comparar. Es importante, por ello, solicitar presupuesto antes de comprar persianas o toldos motorizados. La cotización debe ser detallada y especificar modelos, colores, plazos de entrega, garantía y si incluye la instalación o no, de modo que puedas comparar entre diferentes ofertas. Como probablemente pidas más de un presupuesto, es importante que estén bien indicados todos los conceptos incluidos, para asegurarte que las propuestas son realmente equivalentes. Esto te permitirá hacer tu elección con más elementos de seguridad. Para facilitarte el proceso, por ejemplo, desde la web de Somfy puedes solicitar on line diferentes presupuestos sobre la solución que desees.

Pedir presupuesto también te ayudará a formarte una idea de la profesionalidad de los especialistas consultados. La celeridad y seriedad a la hora de hacer presupuestos suelen plasmarse también en la forma de trabajar en obra. Compara eso también en las diferentes ofertas además del precio, así como los plazos propuestos: su cumplimiento determinará en gran medida tu satisfacción como cliente. La experiencia y el conocimiento de los productos especializados por parte del instalador, así como su cualificación y las formaciones recibidas, suelen ser sinónimos de confianza y garantías. Normalmente, los profesionales de calidad asociados a redes oficiales tienen unos compromisos de calidad y servicio establecidos por escrito, como la Carta del Consumidor de los instaladores Expert Somfy.

Aunque persianas y toldos motorizados no son elementos de gran consumo, en ocasiones existen promociones de algún elemento de regalo o descuento equivalente. Saca el tema sin miedo en la tienda.

No te limites a preguntar el precio, busca toda la información posible sobre los sistemas. En las tiendas especializadas deberían ser capaces de asesorarte sobre las diferentes soluciones a tu alcance y las ventajas e inconvenientes de cada una. Puedes completar estos datos con la información que encuentres en las webs de los fabricantes y con folletos o catálogos.

Y cuando por fin te decidas, ¡recuerda pedir factura! Es imprescindible para futuras reclamaciones o activación de la garantía.