Directorio de articulos. Publica articulos gratis. Posicionamiento SEO y web
Directorio de Software online Cloud, SaaS, PaaS y IaaS
Buscador de Cursos en PortalSaas
9Nov/120

La Generalitat Valenciana apuesta por implantar el inglés de Oxford en su sistema educativo

El contrato suscrito por la Generalitat con Oxford University Press supone la formación continua de los profesores de inglés de educación Infantil, Primaria, Secundaria y Bachillerato de la Comunidad

La Consejería de Educación, Formación y Empleo de la Generalitat Valenciana ha adjudicado a Oxford University Press la formación continua de inglés de un colectivo de 8.000 profesores de educación Infantil, Primaria, Secundaria y Bachillerato. Mediante este acuerdo, la Generalitat Valenciana apuesta de forma decidida por la implantación generalizada del idioma inglés en el sistema de enseñanza de la comunidad autónoma valenciana.

El proyecto ha sido adjudicado tras un proceso de licitación por una mesa de contratación que ha destacado la plataforma My Oxford English como la mejor entre las ofertas presentadas.

Los profesores tendrán acceso a la formación a través de la plataforma My Oxford English, un método e-learning para aprender de inglés que está considerado entre los mejores del mundo debido a su alta calidad. My Oxford English es un curso de inglés online que permite a los alumnos seguirlo con total flexibilidad y libertad de horarios, es decir, facilita a los alumnos ajustar su aprendizaje de la forma más adecuada a sus conveniencias.

Además, este sistema de aprendizaje se ha desarrollado teniendo en cuenta las peculiaridades de los españoles a la hora de estudiar inglés en todas las áreas del conocimiento: lectura, escritura, conversación y comprensión oral. A ello hay que añadir que su principal planteamiento consiste en que los alumnos aprendan inglés entreteniéndose, que es la manera más rápida y más consistente para aprender un idioma.

My Oxford English consta de 10 niveles de formación cuyo contenido está a su vez dividido en 12 unidades. Cada nivel incluye telecomedias en clave de humor, prácticas de pronunciación, ejercicios interactivos de gramática y vocabulario, además de una profesora virtual.

En el ámbito de los métodos de aprendizaje de idiomas, uno de los grandes avances de My Oxford English es facilitar al alumno conversaciones y prácticas de pronunciación de voz, por lo que se trata de un curso que suma las ventajas de los sistemas online, fundamentalmente la flexibilidad de horarios, con las de los cursos presenciales a través de tutorías.

Como servicios complementarios, Oxford University Press ofrecerá en su caso a los profesores de la Generalitat de Valencia el curso especializado en inglés financiero y de contabilidad Business, Finance and Accounting; recursos o actividades extra Campus; un servicio de dinamización (tutores que guían al alumno durante la realización del curso y le dan soporte ante cualquier problema); exámenes online corregidos por un profesor nativo con los que se podrá medir lo aprendido en cada unidad, y clases virtuales de conversación. Los alumnos tendrán en las redes sociales un espacio de comunicación.

Perteneciente a la británica Universidad de Oxford, Oxford University Press es en la actualidad la primera editorial universitaria del mundo. Presente en más de 50 países, supera los 4.500 títulos nuevos publicados cada año y es líder mundial en las que se refieren a la enseñanza del inglés (ELT) Hoy, 4.700.000 alumnos españoles estudian con un libro de texto de Oxford.

En nuestro país, es la editorial con mayor presencia en todos los niveles y etapas del sistema educativo español y más de 200 medianas y grandes empresas españolas son ya clientes de Oxford University Press.

Para ampliar la información:
Curso de inglés My Oxford English
Ana López
916602609
ana.lopez@oup.es

13Sep/121

Formación continua para una enseñanza bilingüe

Empieza el curso escolar. Los más pequeños son fuente de noticias en múltiples medios de comunicación. La televisión, la prensa, Internet…, todos hablan de ellos, de cómo lo viven, de los mejores consejos de cara a esta nueva etapa que comienza, etc. Sí, los más pequeños y los no tan pequeños empiezan, y lo acusamos a diario porque hace tiempo que han empezado ya las campañas comerciales en las que nos venden todos esos artículos que nuestros chicos van a necesitar en breve.

Durante este verano habrá quienes hayan tenido que estudiar; quienes, por el contrario, no hayan tocado un libro en los casi tres meses de vacaciones, o quienes lo hayan aprovechado para aprender inglés, hacer algún curso y llegar de nuevo a clase con el idioma “fresquito”.

Y es que, desde que se va imponiendo la enseñanza bilingüe en los colegios españoles, no deja de ser este asunto un tema de los más comentados; y no solo por las ventajas o desventajas que suponen para los alumnos, sino por lo que significa para el profesorado.

Los chavales y los jóvenes estudiantes no empiezan solos. El comienzo del curso escolar constituye también una nueva etapa para sus profesores, y como decíamos, la enseñanza bilingüe en los colegios españoles obliga a sus alumnos a “ponerse las pilas” en materia de inglés, pero también obliga a sus profesores a refrescar sus conocimientos y seguir estudiando y perfeccionando este idioma, un colectivo profesional que se ha encontrado con la necesidad de recibir una formación continua en esta materia, a la que el mercado ha respondido rápidamente con ofertas de cursos de inglés para profesores. En este sentido, varias son las instituciones que anuncian sus ofertas “online” por la comodidad y facilidad que este medio otorga a sus usuarios.

Y es que el término bilingüismo, tan usado en los colegios últimamente, es aplicable no solo a los alumnos que acuden a este tipo de centros. A los encargados de conseguir que los estudiantes terminen esta etapa de su educación con un conocimiento profundo del idioma inglés y una soltura en el manejo de esta lengua, se les pide, ahora más que antes, que sean ellos también, precisamente, bilingües.

La formación continua y el constante aprendizaje, así como el reciclaje de conocimientos, constituyen aspectos positivos, no hay duda. Sin embargo, y ante un posible “endurecimiento” de los requerimientos para ser profesor de idiomas, se nos plantea la cuestión de si estos no deberían ir encaminados, a su vez, a un perfeccionamiento de otras facetas que puedan serles también de ayuda de cara al trato con chavales y adolescentes.